Malos tiempos para Sony Ericsson

Cuando el gigante sueco se unía al imponente poder del sol naciente, solo podían augurarse cosas buenas. Uno de los mejores fabricantes de celulares sumaba riesgos pero también grandes potenciales al jedi de la miniaturización: Sony. Sin embargo, las cosas no marchan hoy como ellos quisieran.

Sony acaba de anunciar los resultados financieros del último cuatrimestre, los cuales apuntan a una reducción del 39 por ciento en las ventas, dentro de su renglón de telefonía móvil.

El consuelo de tontos es que el fenómeno no solo altera el comportamiento de Sony, sino también de todos los japoneses que exportan por problemas con el alza del petróleo y a eso hay que agregarle la caída de precios de los mismo móviles que no tomó bien parado a este matrimonio sueco-japonés.

Sony Ericsson carga con el lastre de la crisis que llevará a que Ericsson recorte el empleo de 4.000 trabajadores luego de dilapidar dos millones de euros en el segundo trimestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: