Colombia, uno de los países mejor preparados para pagos móviles

MasterCard Worldwide revela los resultados de un riguroso estudio desarrollado por el equipo de Global Insights de la compañía, llamado MasterCard Mobile Payments Readiness Index (MPRI), se trata de un Índice global que mide la Preparación para los pagos móviles. En total 34 países fueron evaluados, de los cuales 4 pertenecen a América Latina, incluyendo a: Argentina, Brasil, Colombia y México.

El estudio mide en una escala de 1 a 100 (siendo 1 un mercado en el que no están los componentes para los pagos móviles y 100 un mercado donde todo el comercio se lleva a cabo a través de pagos por teléfono móvil) la preparación de cada país para implementar pagos móviles en tres categorías, estas son: de persona a persona, comercio móvil y web, y pagos “sin contacto” en puntos de venta.

El estudio revela que Colombia es uno de los países mejor preparados de la región para implementar los pagos móviles con una calificación de 32.4, seguido por México que registró 27.7 y Argentina con 22.7. De los cuatro países evaluados de América Latina, Brasil obtuvo el mayor puntaje con 33.4.

Según la investigación los cinco mercados más preparados para la implementación de estas nuevas tecnologías son: Singapur, Canadá, Estados Unidos, Kenya y Corea del Sur.

Colombia resaltó como uno de los países con mejores indicadores de preparación por parte de los consumidores, ya que tiene un puntaje superior a países como: Alemania, Francia y en la región supera a Argentina. El estudio demuestra que en las primeras etapas de la adopción de las tecnologías de pagos móviles, todos los mercados globalmente, ya sean de grande escala, como Estados Unidos o compactos con niveles altos de tecnología como Singapur, están haciendo progresos hacia la consecución de un punto de inflexión donde los dispositivos móviles representen una parte apreciable del total de formas de pago.

Es válido señalar que ningún mercado ha alcanzado el punto de inflexión (60), lo que indica que todavía hay mucho trabajo por hacer para que los pagos móviles se conviertan en el principal medio de pago por los consumidores. Aspecto en el cual la educación a los consumidores es el factor determinante para el éxito en la adopción de estas tecnologías en el mundo.

A nivel mundial, la población más joven (18-24 años) es la que está más dispuesta a adoptar los pagos móviles, ya que reconocen el valor agregado del sistema y la facilidad que ofrece la implementación de la tecnología al compararlo con el uso de efectivo o de tarjetas de pago. Sin embargo, en América Latina, esta situación varía según el mercado y factores de consumo. En cuanto  a temas de género, los indicadores permiten establecer que los países donde las mujeres demostraron mayores niveles de interés son: China, Egipto y Filipinas. En cuanto a los hombres no hay diferencias relevantes.

Otro gran hallazgo del estudio es que identifica el papel fundamental que juegan todos los actores del sistema en la formación de un ecosistema de verdaderos aliados para implementar los pagos móviles y acelerar la comercialización, la cooperación y la colaboración entre bancos, empresas de telecomunicaciones, gobiernos, proveedores de tecnologías y otros que puedan preparar el ambiente para llegar masivamente a cada mercado.

“Es interesante analizar como los pagos móviles además de los beneficios que representan comparados con el manejo de efectivo, en países emergentes pueden integrarse y ayudar a que toda la economía avance en términos de inclusión social, extendiendo los beneficios de servicios financieros a un mayor porcentaje de la población, que hoy está excluida”, dijo Richard Wadsworth, Gerente de Pagos Móviles y Comercio Electrónico para América Latina y el Caribe de MasterCard Worldwide quien agrega que “los pagos móviles podrían brindar acceso al sistema financiero, a la economía ‘visible’ y a la vida económica más amplia de la sociedad en beneficio de la seguridad, la inclusión y la cohesión social”.

“La capacidad para aprovechar la funcionalidad y la información del pago que presenta la tecnología móvil ofrece una oportunidad para extender los beneficios de la inclusión financiera a todos los colombianos”, dijo Marcela Carrasco, Presidente de MasterCard Colombia y Ecuador. “Los consumidores colombianos han demostrado una amplia disposición a usar dispositivos móviles como medio de pago, esto último es un factor especialmente importante si se tiene en cuenta la identificación de la falta de acceso a servicios financieros como una de las nueve ‘trampas de la pobreza’”.

Otros hallazgos interesantes

  • En Latinoamérica, Colombia y Brasil son los principales mercados  mejor posicionados para la adopción de las tecnologías de pagos móviles.
  • Los consumidores colombianos son usuarios del teléfono móvil para el comercio móvil (26%)  y en los puntos de venta (21%). En estos dos métodos de pago móviles, Colombia tuvo un resultado mayor al promedio del estudio.
  • En Colombia 21% de los consumidores afirman estar dispuestos a utilizar un dispositivo móvil para pagar en el punto de venta, este porcentaje es el doble que en el caso de Rusia.
  • A nivel global, nueve de los diez mercados con los más altos puntajes en referencia a los consumidores se encuentran en Asia Pacífico, Medio Oriente y África.
  • En las economías que están en vías de desarrollo, los consumidores se ven atraídos a estas opciones de pago como un método para acercarse a las economías más grandes, tanto nacionales como globales, al igual que para alcanzar una infraestructura económica mas segura y regulada. Mientras que los consumidores en países desarrollados se sienten atraídos por la conveniencia de los métodos de pagos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: