Postura oficial de Huawei sobre el caso de extradición de Meng Wanzhou (comunicado)

La quinta audiencia judicial para el caso de Meng Wanzhou tuvo lugar en Canadá el 8 de mayo a las 10:00 a.m. hora local.

Declaración oficial:

Desde el principio, Huawei ha expresado su confianza en la inocencia de la Sra. Meng. Hemos sostenido que el arresto ordenado por los Estados Unidos fue un proceso ilegal e indebido, guiado por consideraciones políticas y tácticas, que están por fuera del marco de las leyes.

Hoy en la corte, los abogados de la Sra. Meng hicieron tres nuevas e importantes revelaciones:

Primero, el caso penal contra la Sra. Meng se basa en alegatos que simplemente no son ciertos. Por el contrario, hoy quedó claro en el tribunal que las actividades comerciales de la Sra. Meng se llevaron a cabo de manera abierta y transparente, con pleno conocimiento de los funcionarios bancarios. Los abogados señalaron hoy en el tribunal que la presentación de PowerPoint presentada no era engañosa, el banco tenía conocimiento de la naturaleza de los negocios y operaciones de Skycom en Irán, y el banco entendió la relación entre Huawei y Skycom. Por lo tanto, no hay pruebas que demuestren que Meng cometió actos de “engaño, deshonestidad u otros medios fraudulentos” o que el banco se puso en riesgo de privación al confiar en la Presentación de Meng.

En segundo lugar, se reveló que las acciones dirigidas en parte por el FBI llevaron a violaciones graves y repetidas de los derechos de la Sra. Meng en virtud de la Carta. Según la evidencia revelada por el Departamento de Justicia (DOJ) de Canadá, el arresto de Meng en el aeropuerto fue un esfuerzo coordinado de tres departamentos: la Real Policía Montada de Canadá (RCMP), la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA), y el FBI. El RCMP retrasó intencionalmente la presentación de la orden de arresto para llevar a cabo una detención ilegal y registrar a Meng bajo el pretexto de una revisión rutinaria en de frontera. Su equipaje fue registrado. Su teléfono celular y otros dispositivos electrónicos fueron incautados bajo la dirección del FBI, y se vio obligada a revelar sus contraseñas. Más evidencia clave sobre este caso queda en manos de RCMP, CBSA y DOJ. La Sra. Meng se presentará ante el tribunal y pedirá al RCMP, al CBSA y al DOJ que revelen más pruebas sobre este asunto.

En tercer lugar, se reveló que el arresto de la Sra. Meng violó un principio central de Canadá, el Tratado de Extradición de los EE. UU. y la ley de extradición canadiense, porque la acusación que enfrenta no es un delito en Canadá. Las acusaciones de Estados Unidos contra Meng se basan en violaciones de las sanciones de Estados Unidos contra Irán. Sin embargo, Canadá no impone sanciones a los servicios financieros en relación con Irán. Por lo tanto, la solicitud de extradición no cumple con el requisito de doble criminalidad.

Además, se afirmó que los factores políticos en juego durante el proceso de extradición pueden conducir a una grave violación de la justicia. Los derechos legítimos de la Sra. Meng también pueden ser perjudicados. Por lo tanto, la Sra. Meng tiene la intención de solicitar a este Tribunal una suspensión de los procedimientos de extradición.

Los canadienses valoran el estado de derecho y la Carta de Derechos. Se espera que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley sigan las reglas en todo momento, en todos los casos y para todas las personas, ciudadanos y visitantes por igual.
Confiamos en el proceso judicial canadiense, y esperamos que se recupere la libertad de la Sra. Meng.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: